D.E.P. Regino Acedo Guillen

Hoy nos levantamos con la triste noticia del fallecimiento de nuestro Hermano Regino Acedo Guillen, uno de los cofrades veteranos más querido de la Semana Santa cacereña, siempre entregado a sus cofradías. Un ejemplo a seguir para todos.

Lamentamos enormemente su pérdida y desde la Cofradía rogamos una oración por su eterno descanso. D.E.P.

 

Regino Acedo Guillen

Día Quinto

Hoy, Viernes de Dolores, llegando al quinto día, damos por finalizado el Quinario a la Dolorosa de la Cruz. Este año hemos tratado de haceros partícipes a través de la “red”, facilitando el contenido que en su día nos preparó el Padre Paulino, incluyendo la reflexión que nos ha trasladado el Padre José María.

Como sabéis, este quinto día se cerraba con el Besapié de la Dolorosa y el montaje de los pasos, que las circunstancias nos han obligado a suspender.

Pero ello no significa la suspensión de la Semana Santa. Como cristianos, debemos seguir conmemorando la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, que adquiere hoy día un mayor significado, ante la necesidad de rezar y pedir por todos. El trabajo, el esfuerzo y el sacrificio por los demás, deben complementarse con la oración.

Quinto Dolor: En la sepultura. (Lc 23, 50-56)

Había un hombre llamado José, hombre bueno y justo, miembro del Sanedrín pero que no había dado su consentimiento a la actuación de los judíos y esperaba el Reino de Dios. Se presentó a Pilato y le pidió el cuerpo de Jesús. Después de bajarlo, lo envolvió en una sábana y lo puso en un sepulcro excavado en la roca, donde nadie había sido sepultado todavía. Era el día de la preparación de la Pascua.

Quinario a la Dolorosa_Dia Quinto

Ya es Viernes de Dolores y nos encontramos a las puertas de la Semana Santa. Durante todo el día se tendría que estar realizando el besapié de la Virgen Dolorosa.
A pesar de estar en nuestras casas, acordémonos de nuestra Madre y recemos, Ella siempre nos escucha.

WhatsApp Image 2019-04-06 at 10.17.52

Día cuarto

Cuarto Dolor: En la Crucifixión (Lc 23, 33-38)

Cuando llegaron al lugar llamado calavera, crucificaron allí a Jesús y también a los malhechores, uno a cada lado. Jesús decía: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”. Después se repartieron sus vestiduras echándolas a suerte. El pueblo estaba allí mirando. Las autoridades, por su parte, se burlaban de Jesús y comentaban: “A otros ha salvado que se salve a sí mismo, si es el Mesías de Dios”. Sobre su cabeza habían colocado un letrero que decía: Este es el rey de los judíos”.

Quinario a la Dolorosa_Dia Cuarto

Día tercero

Tercer Dolor: En la calle de la amargura.( Lc 23, 27-32)

Lo seguía mucha gente y unas mujeres que se lamentaban por él. Jesús les dijo: “No lloréis por mí, llorad por vosotras y por vuestros hijos. Porque vendrán días en que se dirá: Dichosas las estériles y los vientres que no engendraron. Entonces se podrá decir a las montañas: caed sobre nosotros y a las colinas ¡aplastadnos! Porque si esto hacen con el leño verde ¿qué harán con el seco?” Llevaban con él a dos malhechores para crucificarlos.

Quinario a la Dolorosa_Dia Tercero

Segundo día

Segundo Dolor: El niño perdido en el templo (Lc 2, 41-50)
Sus padres iban cada año a Jerusalén por la fiesta de Pascua. Cuando Jesús cumplió 12 años subieron a celebrar la fiesta, según la costumbre. Terminada esta, el niño se quedó en Jerusalén, sin saberlo sus padres. Lo buscaron en la comitiva y al no encontrarlo, volvieron a Jerusalén en su búsqueda. A los tres días lo encontraron sentado en medio de los doctores. Su madre le dijo: ¿Por qué nos has hecho esto? Tu padre y yo te buscábamos angustiado. El respondió: ¿No sabíais que debo ocuparme de las cosas de mi Padre? Ellos no entendieron lo que quería decir.

Quinario a la Dolorosa_Dia Segundo